Archivo de la categoría: Series

BROADCHURCH VS GRACEPOINT

Ayer comencé a ver la serie británica Broadchurch, sin muchas expectativas. Según transcurrían los minutos me fui enganchando a su luz y a la manera de mostrar el dolor. Una ficción alejada  de las tópicas atmósferas sombrías que suelen acompañar al drama. Ademas, los dos primeros episodios dan al espectador unos cuantos sospechosos. Hasta aquí todo iba bien.

¿Qué ocurrió? que busque el trailer y encontré una cosa rara. ¿Era la misma serie? SI, pero no, pero si. No entendía nada. Vi una actriz (la madre) casi idéntica a la de Broadchurd, lleva hasta el mismo tono granate en la ropa, eso si, pantalón y camiseta en vez de vestido. ¿Y el policía? es el mismo, pero su compañera es rubia. ¡Casi me vuelvo loca!

Captura de pantalla 2014-09-13 a la(s) 11.11.03

¡Son dos series! Broadchurch para los ingleses y Gracepoint para los americanos ¿a quién se le ha ocurrido esto?. He estado leyendo y por lo visto a partir del cuarto tercer/cuarto episodio la serie cambia ¡menos mal! y el asesino es otro, ¡solo faltaba!

Estados Unidos justifica la necesidad de hacer esta “versión”, pero yo sigo sin entenderlo. No veo ningún sentido a tener dos series con el mismo argumento (niño de familia estructurada es asesinado en una playa de un pueblecito en el cual todos se conocen y se llevan a las mil maravillas) y lo más sangrante, dos primeros capítulos prácticamente idénticos. ¿Por qué no crear un producto original? Por más vueltas que le doy ni lo entiendo ni lo entenderé, será por guiones apasionantes cuya función es acumular polvo.

Captura de pantalla 2014-09-13 a la(s) 11.10.53

Por no hablar, de la cara de tonto que se te queda cuando te enteras ¡Gracepoint existe! y los americanos ¿Qué pensarán cuando descubran el pastel?

HANNIBAL VS FARGO

True Detective, Peaky Blinders, Hannibal y un largo etcétera de series hechas para televisión han llegado a la cima del cine. En realidad, se han situado por encima de la media de las películas de  películas estrenadas en los últimos tiempos.

A lo largo de 2013/14 he visto un nivel de realización “cinematográfica VS televisiva” muy alto. Pongamos como ejemplo la serie Hannibal de NBC. Elegante de principio a fin, llena de atmósferas coloristas, escenografías terroríficas a la vez que bellas (vale, esto no es realización propiamente dicho, pero esta francamente bien hecho, es tan conmovedor que te envuelve).

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 22.42.59

   Si nos fijamos en la realización, tenemos grandes momentos, como cuando descubrimos quien entra en acción a través del filo del cuchillo que esta usando el personaje que tenemos dentro del plano. Amazing!

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 22.41.16   Pero llegaron los Coen y produjeron Fargo, la serie. Y Hannibal quedo en un digno segundo lugar. Eso si, y aunque me tiren piedras, el guión y los personajes son mucho más redondos en el thriller psicológico de Bryan Fuller, más compleja. En ocasiones, llegue a pensar que estaba hecha por mentes muy enfermas. Y es que, si algo malo tiene, es no ser apta para todos los públicos (contiene imágenes y diálogos fuertes).

image

Volviendo a Fargo, me he sorprendido al leer unas cuantas criticas/opiniones. Todo el mundo habla de su magnifico humor negro, de los más magníficos aun actores, de lo brillantes que son los Coen, lo cual, ¡es cierto!. Pero, ¿por qué nadie hace referencia a su espectacular realización? Son unos osados, o unos magos. Se atreven incluso con unas letritas cutres en color rojo simplón, haciendo una referencia casi burda a la cantidad de sangre que vamos a ver  hasta el último capitulo que cambian a negras (fin-muerte) ¡y les queda bien!

Captura de pantalla 2014-08-28 a la(s) 23.07.38

 

Por no hablar del manejo de los tiempos, del uso de las herramientas de efecto de edición (con lo peligrosas que son). Cámara lenta-rápida con esa música que te pone los pelos de punta. Planos generales de espacios kilométricos llenos de nieve por todas partes. Cenitales, transiciones y travelling que te llevan de un exterior a un interior sin que te inmutes. Esa música acompañando al sonido ambiente que te pone los pelos como escarpias. Mucha sangre con poca sangre (el mayor numero de muertes son escuchadas, pero no vistas. Al contrario de Hannibal, donde lo oyes y lo ves). Esto, sin mencionar la cantidad de veces que hacen que te agarres al sofá para que nada ocurra.

image

Tanto Fargo como Hannibal son un referente en resolución audiovisual. Diferentes pero con elementos en común como: personajes bien construidos, giros inesperados, un ritmo analítico, de atención, con acciones lentas o largas que te enseñan muchas cosas, creando realidad y expectación. Y las atmósferas, cálidas o frías, pero ambas fundamentales para completar las acciones.

image

Para concluir hay que hablar de las moralejas finales. El thriller de los Coen deja claro lo efímero de la vida y solo nosotros podemos vencer nuestros miedos y afrontar nuestra nuevo camino (Whay you want it) No hay personas cobardes, solo acobardadas. Sin embargo, Hannibal nos manda otra mensaje,  no te dejes persuadir por nadie. Confía en tu criterio.

 

 

 

WHAT REMAINS

El canal publico BBC One vuelve ha dar en el clavo con What Remains. Miniserie dramática-policiaca creada por Tony Bangallop, culpable de cuatro horas de suspense y tensión.  En las cuales se aúnan diferentes temas: la vejez, la marginación, los conflictos personales/familiares/amorosos/ y sobre todo la soledad en su sentido más amplio.

Captura de pantalla 2014-05-18 a la(s) 19.32.41

La muerte de una joven es el eje central del guión. El motivo, para desarrollar las vidas del resto de personajes (los vecinos), a los cuales no parece importarles lo más mínimo el suceso acontecido. Hasta ahora no parece un guión especial. Nada más lejos de la realidad, en el se hilan a la perfección todo tipo de conflictos, vínculos y motivos que no hacen más que desconcertar al espectador a medida que la trama avanza. Es más, al llegar al cuarto capitulo parece imposible que en solo 50 minutos se vaya a resolver todo el entresijo.

 

Captura de pantalla 2014-05-18 a la(s) 20.12.25

Al final nada es lo que parece, y las teorías que hayas podido elucubrar no se corresponden con la realidad, o si.

 

Captura de pantalla 2014-05-15 a la(s) 10.13.31

PEAKY BLINDERS

Captura de pantalla 2014-05-16 a la(s) 22.43.20

Peaky Blinders de Steven Knight, ha sido la última gran serie inglesa de BBC (2013) que he tenido el placer de ver. Personajes bien construidos, acción, traumas, tensión sexual, critica social y sobre todo espectáculo para la retina.

Captura de pantalla 2014-05-15 a la(s) 10.15.02

Lo habitual es contar con una cabecera para toda la temporada o serie. Sin embargo, Peaky Blinders, hace gala de su calidad con un opening por episodio. Basta con ver los primeros 4,20 minutos del primer episodio para comprobar la calidad del producto que tenemos frente a nosotros. Un ritmo rápido que permite observar:

1. El temor del pueblo (Birmingham) ante la presencia del líder de los Peaky Blinders.

2. La pobreza y la suciedad entre la que vivían los ciudadanos británicos durante los años 20.

3. El negocio fundamental de la familia. Las carreras de caballos.

4. Ruidosos escenarios industriales que evocan semejanzas con la guerra donde combatió el protagonista y que se pone de manifestó durante su “conversación” con su caballo español.

5. Todo ello acompañado por la banda sonora  “Red Right de Nick Cave”, la cual encaja a la perfección con todos los elementos.

Captura de pantalla 2014-05-16 a la(s) 18.35.36

A la cabeza de los Peaky, un excelente Cillian Murphy, en el palpe de ex héroe de guerra. Atormentado, protege y cuida de su familia, una organización criminal, al más puro estilo Corleone. Cillian consigue el favor del público con un leguaje gestual pausado y una mirada fija semifija que da asusta, la autoridad la transmite a través de uno de sus instrumentos más potentes, su voz.

Captura de pantalla 2014-05-15 a la(s) 10.13.31

Otto Bathurst muestra su maestría con el buen uso del lenguaje audiovisual:

1. Juego de planos: primeros planos centrados en la mirada, cenitales, detalles

2. Empleo de los espacios para crear tensión

3. Tiempos ralentizados

4. Planos secuencia (último episodio)

5. Contrastes entre escenas cálidas y grisáceas

6. Reflejos en el agua, en los espejos….

Mención de honor para la excelente puesta en escena, en la que dominan los tonos marrones/grisáceos cubiertos por las veladoras del humo y del fuego industrial. Todo ello, realzado por la fotografía de George Steel.

RESURRECTION

Acabo de terminar la primera temporada (quizás la última) de Resurrection, serie del canal ABC, basada en el best-seller “El Devuelto de Jason Mott”. En su estreno americano obtuvo una buena acogida, 17 millones de espectadores la siguieron. A pesar de este dato, la critica la pone bastante mal. Inevitablemente la comparan con su antecesora francesa “Les Revenants” ¡poco tienen que ver! ¡La oscuridad frente a la luz!

Personalmente me ha gustado su imagen, con una fotografía muy luminosa, otorga al film una dulzura especial, al igual que Jacob, “su protagonista”. Es la primera persona que regresa a la vida tras 32 años muerto.  El piloto esta hecho con un gusto celestial. Arranca con una resurrección en un campo rural de China, predominando colores cálidos, con los sentimientos que transmiten los mismos. Contrarios a la incomodidad y desconcierto que esta viviendo el personaje.

Captura de pantalla 2014-04-23 a la(s) 16.13.30

En cuanto al guión es quizás un poco engorroso. Lejos de ir atando cabos, va soltando más y más. Envolviendo todo en un drama demasiado grande, alejando a la historia de su trama principal (los muertos vuelven a la vida igual que el día que la abandonaron). Demasiadas historias intensas para personajes muy planos, se les olvido elaborar caracteres sólidos y verdaderos.  Al fin y al cabo son ellos los que cuentan la historia al espectador.

Captura de pantalla 2014-04-23 a la(s) 15.26.06

Resurrection es una seria muy aceptable, con una idea bastante original y poco explotada, que consigue mantener enganchado al espectador y que este suelte la lagrima de vez en cuando.